Moralidad Marcial

Por Dr. Yang Jwing Ming. Diciembre 6, 2007

La Moralidad Marcial siempre ha sido una disciplina requerida en la sociedad de artes marciales de China.  Los maestros han considerado durante mucho tiempo la moralidad marcial como el criterio más importante para seleccionar a sus estudiantes, es lo más importante en la formación de las artes marciales tradicionales de China.  Incluye dos aspectos: la moralidad de la acción y la moralidad de la mente.

– La moralidad de la acción incluye: humildad, respeto, justicia, confianza y lealtad.

– La moralidad de la mente consiste en: voluntad, resistencia, perseverancia, paciencia y coraje.

Tradicionalmente, sólo aquellos estudiantes que cultivaban estas normas de moralidad eran consideraron dignos para recibir la enseñanza. De los dos aspectos de la moral, la moralidad de la acción es más importante, porque concierne a la relación del estudiante con el maestro y con sus compañeros de clase, otros artistas marciales, y el público en general. Los estudiantes que no son morales en sus acciones no son dignos de recibir enseñanza, ya que no se puede confiar en ellos y no se puede haber una relación de respeto.  Además, sin la moralidad de la acción, ellos pueden abusar del arte y utilizar su capacidad de lucha para dañar a personas inocentes.  Por lo tanto, los maestros normalmente observaban a sus estudiantes cuidadosamente durante mucho tiempo hasta que estén seguros de que sus estudiantes han conseguido un estándar mínimo en las normas de la moralidad de la acción antes de permitirles comenzar un entrenamiento serio.

La moralidad de la mente es para el autocultivo que se requiere para llegar a la meta final. Los chinos consideran que tenemos dos mentes, una “mente emocional” (Xin) y una “mente Sabiduría” (Yi). Por lo general, cuando una persona falla en algo es porque la mente emocional ha dominado su pensamiento. Los cinco elementos de la moralidad de la mente son las claves de la formación, y conducen al estudiante a la etapa en que la mente de sabiduría puede dominar. Este autocultivo y disciplina deben ser el objetivo de cualquier filosofía de entrenamiento de artes marciales.

La Moralidad de la Acción

La Humildad es fruto del control de sus sentimientos de orgullo.  En China se dice: “La satisfacción (el orgullo) pierde, la humildad genera beneficios”.  Cuando está satisfecho consigo mismo, su pensamiento no es profundo, y no está dispuesto a aprender. Sin embargo, si sigue siendo humilde, siempre estará buscando maneras de mejorarse a sí mismo, y se mantendrá en un constante aprendizaje.  Recuerde, no hay límite en el conocimiento.  No importa qué tan profundo haya llegado, siempre habrá un nivel mucho más profundo. Confucio decía: “Si tres personas están cerca de mí, debe haber uno de ellos que pueda ser mi maestro.”  Siempre hay alguien que es más talentoso o más sabio que usted en algún campo. Los chinos dicen: “Siempre hay un hombre más allá del hombre, hay un cielo sobre el cielo.” Siendo esto es así, ¿cómo puede estar tan orgulloso de sí mismo?

El respeto es la base de su relación con sus padres, maestros, sus compañeros de estudios, otros artistas marciales, y todas las demás personas en la sociedad.  El respeto hace posible que las relaciones humanas sean armoniosas. Sin embargo, el tipo más importante de respeto es el respeto a sí mismo. Si no puede respetarse a sí mismo, ¿cómo se puede respetar a los demás o esperar que lo respeten? El respeto debe ganarse, no puede pedirlo ni exigirlo.

En China, se dice: “Los que respetan a sí mismos y a los demás serán respetados”. Por ejemplo, si se desprecia a sí mismo y se convierte en un villano en la sociedad, entonces  ha perdido su autorespeto.  Como ha abusado de su personalidad y de su humildad como ser humano, ¿por qué otras personas deberían respetarle? Sólo cuando ha demostrado que es merecedor de respeto, el respeto vendrá de forma automática y natural.

La rectitud es una forma de vida.  Rectitud significa que si hay algo que deba hacerse, no debe dudar en hacerlo, y si hay algo que no se deba hacer, no debería involucrarse en eso.  Su mente de sabiduría debe guiarlo, no su mente emocional.  Si puede hacer esto, entonces sentirá claridad espiritualmente, y evitará ser afectado por sentimientos de culpa.  Si puede demostrar este tipo de personalidad será capaz de evitar las malas influencias, y ganará la confianza de los demás.

La confianza incluye que otros confíen en usted, y también confiar en sí mismo.  Debe desarrollar una personalidad en la que otras personas puedan confiar. Por ejemplo, no debe hacer promesas a la ligera, pero si las ha hecho, debe cumplirla. La confianza es la clave para la amistad, y la mejor manera de ganar respeto. La confianza de un amigo es difícil de ganar, pero fácil de perder. La autoconfianza es la base de confianza. Tiene que aprender a construir su confianza y demostrarla externamente. Sólo entonces se puede ganar la confianza y el respeto de los demás.

La lealtad es la raíz de confianza. Debe ser fiel a tu profesor y a tus amigos, y también debes ser leal a sí mismo. La lealtad hace crecer la confianza mutua. En las artes marciales chinas es especialmente importante que haya lealtad entre usted y su maestro. Esta lealtad se construye sobre el fundamento de la obediencia a su maestro. La obediencia es el requisito previo para el aprendizaje. Si usted desea sinceramente aprender, debe librarse de la falsa dignidad. Debe entregarse a tu maestro, tanto mental como espiritualmente. Sólo así se abrirán las puertas de la confianza. Un profesor nunca enseñará a alguien que siempre está preocupado por su propia dignidad.  Recuerda, en frente de tu maestro, usted no tiene dignidad.

La Moralidad de la Mente

Voluntad (Yi Zhi)

Usualmente, toma tiempo demostrar una voluntad fuerte. Esto es debido a la lucha entre la mente emocional y la mente de sabiduría. Si su mente de sabiduría gobierna a todo su ser, será capaz de reprimir los disturbios que vienen de la mente emocional, y su voluntad será duradera.  Una voluntad fuerte depende de la sinceridad con la que se comprometa con sus metas.  Esto tiene que venir de muy dentro de sí mismo, y no puede ser sólo un deseo vago y casual.  A menudo, los estudiantes que muestran, desde un principio, el mayor deseo de aprender, son los que más rápido dejan de aprender, mientras que aquellos que ocultan y cultivan ese afán profundo en su corazón perduran en la búsqueda y en el aprendizaje.


La Resistencia, la Perseverancia y la Paciencia (Ren Nai, Yi Li, Heng Xin)

La resistencia, la perseverancia y la paciencia son las manifestaciones de una voluntad fuerte. Las personas que tienen éxito no son siempre las más inteligentes, sino aquellas que son pacientes y que perseveran.  Las personas que son realmente sabias no usan únicamente su sabiduría para guiar su pensamiento, sino que también lo utilizan para gobernar su personalidad. Mediante el cultivo de estos tres elementos, poco a poco construirás una mente profunda, que es la clave de la esencia del aprendizaje. Si sabe cómo utilizar su mente para reflexionar sobre cómo está entrenando, esto le conducirá a una etapa más profunda de comprensión.  Si puede manifestar esta comprensión en sus acciones será capaz de superar a otros.

Coraje (Yong Gan)

El coraje se confunde a menudo con la valentía. El coraje se origina con el entendimiento que viene de la mente de sabiduría.  La valentía es la manifestación externa del coraje, y puede ser considerado como el hijo de la sabiduría y de la mente emocional.  Por ejemplo, si tiene el coraje de aceptar un reto, esto significa que su mente ha comprendido la situación y ha tomado una decisión.  Luego, debe ser lo suficientemente valiente como para enfrentar el desafío asumido. Sin coraje, la valentía no puede durar mucho. Sin la comprensión profunda del coraje, la valentía puede ser ciega y estúpida.

Atreverse a enfrentar un desafío que usted piensa que es necesario ser afrontado es coraje.  Pero la manifestación del coraje que conduce al éxito requiere algo más que una decisión de su mente de sabiduría.  También necesita una cierta cantidad de preparación psicológica para que sea emocionalmente equilibrado; esto le dará a su valentía una raíz firme para que pueda ser perseverante.  Con frecuencia usted no tiene suficiente tiempo para pensar y tomar una decisión.  Una persona sabia siempre se prepara, teniendo en cuenta las posibles situaciones que pudieran surgir, de manera que cuando sucede algo, usted estará listo y puede actuar con valentía.

Todas las Escuelas YMAA y sus estudiantes deben entender, demostrar y promover estos conceptos, además trabajar para restablecer la moralidad marcial como un aspecto integral de todo entrenamiento de artes marciales.